Cómo disfrutar de tu embarazo en bikini sin complicaciones

Estar embarazada y disfrutar de la playa es posible, es más… los beneficios del sol en nuestra piel son numerosos. Eso sí, siempre utilizando la protección solar y no exponiéndose al sol de una manera prolongada ya que, durante el embarazo, hay que tener en cuenta una serie de factores para no tener complicaciones.

Así que aquí te dejamos unos cuantos consejos para disfrutar al máximo de tu embarazo en bikini y gozar de un rato de puro relax.

1. Elige bien tu protección solar

No todas las cremas solares que encuentras en el mercado son aptas para mujeres embarazadas. Durante la gestación hay que elegir bien la crema que utilizaremos para que esta no afecte al feto. Muchos expertos aseguran que hay que evitar aquellas cremas que contengan PABA (ácido paraaminobenzoico).

Además,utilizar un factor solar alto, evitar las horas centrales del día y no exponerse al sol durante mucho tiempo es algo básico para disfrutar de una estancia tranquila.

2. ¿Bikini o bañador?

 Cada mujer tiene sus preferencias a la hora de enfrentarse a una jornada de sol y playa (o piscina) y encontrar su outfit perfecto es cosa de cada una. Sin embargo, sí hay quien asegura que los bañadores otorgan mayor seguridad a la hora de enfrentarse al baño mientras que, por otro lado, también están las futuras mamás que eligen el bikini por su mayor comodidad.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir bikini o bañador es la llamada línea alba. Recorre el centro de nuestra barriga hasta el ombligo y, con el sol, suele oscurecerse. No es nada feo, la verdad, pero si quieres evitar que esto pase, mejor el bañador.

3. Pasea por la orilla del mar

Ayuda a la circulación y es de lo más saludable incluso si una no está embarazada. Eso sí, cuando vayas a dar un paseo, recuerda que tienes que protegerte del sol, utilizando un factor solar potente y evitando las horas centrales del día. Utiliza prendas ligeras, cómodas y ayúdate de un sombrero o pamela.

4. Mejor en una silla

Muchos expertos aseguran que, sobre todo en la fase final del embarazo, no es nada recomendable estar mucho tiempo tumbada boca arriba. Así que si vas a estar un ratito al sol (sin abusar) opta por una silla estilo playera antes que una toalla o una esterilla sobre la arena.

Además, si has decidido viajar a un destino de playa es mejor que hables antes con tu médico. No todos los embarazos son iguales ni los destinos los idóneos para el mes de gestación en el que te encuentras. El médico que esté llevando tu embarazo es quien mejor te conoce y él sabrá despejar todas tus dudas antes de viajar. ¡Cuida tu salud y la de tu futuro bebé!

 

 

Deja un comentario